martes, 26 de febrero de 2013

LA HISTORIA DEL PICO FRENTES, SORIA.



En 1995  tuve ocasión de impartir un curso en el CPR de Soria sobre una serie de puntos de interés geológico-paleontológico en la provincia, verdadero museo al aire libre para todo aquel que esté interesado en estos temas.
El primer punto a tratar y casi el que más interés despertó entre los profesores asistentes, posiblemente por su cercanía y asequibilidad, fue Pico Frentes.
Así que inicio aquí una pequeña serie con los hitos geológicos-paleontológicos de Soria que conformaron aquel curso.
La mole de Pico Frentes que domina el paisaje al noroeste de la capital, eslabón final de la Sierra de Cabrejas, ha sido comparado a menudo, dada su fisonomía, con un navío con la quilla al sol. En realidad se trata de una muela alargada, un sinclinal colgado con precipicios que tajan al norte sobre Ocenilla y Toledillo y al sur por encima de Fuentetoba. La planicie de su cumbre desciende hacia el suroeste y empalma con La Llana, con la cornisa de Peña Cruz y Los Oteros y se extiende hasta Carbonera y Villaciervos. 

 Pico Frentes visto desde Valonsadero.

Entre Pico Frentes y Peña Cruz, cerca de Fuentetoba, nace el río Golmayo, en un paraje fantástico que a veces parece de cuento de hadas.

Cascada de La Toba.
 

 Tobas con improntas fosiles de hojas.
 
Pero, dejando aparte el paisaje, su importancia geológica ha sido y sigue siendo capital para el estudio del Cretácico marino en Iberia, ya que en él aparecen todos los niveles o pisos del mismo.
El final del Cretácico inferior está representado por el Albense (-112 millones de años) formado por areniscas caolínicas y feldespáticas, con una potencia (espesor) de 500 m aproximadamente. En la base son de color blanco y van adquiriendo tonos rojizos a medida que se asciende por la ladera debido a los oxidos de hierro, creando zonas de abigarrada belleza. Las areniscas de su tramo inferior se utilizaron en la fabricación de asperón y de algunas zonas se extrajo asfalto. En Cidones y Ocenilla aparecen con frecuencia restos de árboles fosilizados y en Fuentetoba fragmentos de lignito (carbón).


 Cornisas y areniscas abigarradas.

Aunque parezca mentira, todo este nivel corresponde a una extensa playa.
Después, en el Cretácico medio-superior (pisos Cenomanense-Turonense, -99 a -88 millones de años) se produjo una gran transgresión marina, al periódo playero sucedió un régimen marino profundo y la costa del mar de Tethys retrocedió hasta el centro peninsular. En Pico Frentes se depositaron primero margas y después una resistente costra caliza de 100 m de espesor que también puede verse en las sierras del Tiñoso, Santa Ana, Picazo y San Marcos, en las que quedó fosilizada una importante muestra de la fauna marina existente: ammonites, erizos, pectínidos, ostras, braquiópodos, rudistas, gasterópodos…, formando un macroyacimiento  que, aunque ya está muy esquilmado, pues quien ha subido a Pico frentes y no se ha llevado un fósil de recuerdo, todavía es un muestrario importante del fondo marino del Cretácico.

 Costra caliza.

 Anmonoideo y Tylostoma.

 Erizo y ostreido.

Pectinido y Terebratula.

Al final del Cretácico superior (Senonense, -88 a -65 millones de años) se produjo la retirada definitiva del mar y la instalación de un régimen lacustre al que se denomina Garumnense, que aparece en la meseta superior de Pico frentes, apenas 20 m de relleno, en el que se encuentran gasterópodos terrestres que se utilizan como fósiles guía de este periódo, un suelo terroso, amarillento, corroído  por la intemperie.
¿Qué pasó después?
Hace unos 56 millones de años fuertes movimientos tectónicos elevaron La Llana quedando al sur un valle donde hoy está Peña Cruz y al norte otro valle correspondiente a Pico Frentes  (sinclinales). Muy al norte se formo una cordillera antecesora de Urbión y Cebollera cuyos picos posiblemente sobrepasasen en 1000 m  a las cumbres actuales.
Hace unos 40 millones de años las lluvias torrenciales, los vientos huracanados y los ríos salvajes originaron una fortísima erosión al tiempo que se produjo una elevación general de la Península. La Llana se desgastó y se formó una gran vaguada, se excavó la hoya de Villaciervos y fueron quedando como únicos testigos de las antiguas elevaciones Peña Cruz, Pico Frentes, Cabrejas…
Hace unos 5 millones de años la erosión acabó por desgastar la zona y talló los acantilados, las repisas y los taludes del Pico y las sierras circundantes. Y finalmente, las grandes glaciaciones del Cuaternario  y las grandes avenidas del antecesor del Duero, terminaron de configurar las tierras que hoy conocemos.

 Foto aérea y mapa topográfico del Pico Frentes.

2 comentarios:

  1. Nunca te acostarás sin saber algo nuevo, muchas gracias es maravilloso este tipo de conocimientos de algo que vemos todos los días, algo que es parte de todos los sorianos.
    Michas gracias de nuevo.

    Jose Luis Serrano

    ResponderEliminar
  2. Carolina gracias por esta comunicación tan sencilla y descriptiva, pero necesito una aclaración: se sabe que en la zona se extraían areniscas para fabricar asperón pero ¿asfalto?.
    José Mª

    ResponderEliminar