viernes, 20 de noviembre de 2015

¡¡COCODRILOS EN SORIA!!



Cuando el primer Obispo de Panamá, Fray Tomás, envió a la iglesia de su pueblo natal Berlanga de Duero, un cocodrilo naturalizado, no podía ni imaginar que en otros tiempos Soria hubiera estado poblada por tan terribles animales.
Hace 130 millones de años, en el Cretácico inferior, cuando Soria era un paraíso subtropical habitada por dinosaurios de todo tipo, existió una fauna acompañante diversa y llamativa, los pterosaurios surcaban el aire, las tortugas se desplazaban lentamente por el barro de los pantanos y los cocodrilos sesteaban a la orilla de los ríos.

 Ilustración de un cocodrilo del género Goniopholis
 
Los cocodrilos sorianos pertenecían al género Goniopholis, del que hemos encontrado numerosos restos (equipo Fuentes-Meijide) en varios de los yacimientos de la Formación Golmayo.
Era un animal que podía alcanzar más de 3 m de longitud, de cráneo grande y poderoso, provisto de una gran batería de dientes cónicos, puntiagudos y aquillados que hacía de su boca un arma terrible, aunque, como sucede en los cocodrilos actuales, esos dientes tenían la raíz hueca y no estaban implantados muy firmemente en las mandíbulas, con lo que más de una vez alguno se perdía al morder, de ahí que en los yacimientos de todo el mundo (Goniopholis era un cocodrilo cosmopolita) los restos que aparezcan en mayor número sean los dientes.

 Dientes fósiles de Goniopholis

Su espalda estaba provista de una armadura formada por escudos óseos recubiertos por una fina piel (osteodermos) que  además de protegerle contra  los ataques  de algún congénere, probablemente fuese también un elemento termorregulador, capaz de recoger el calor del sol al permitir que los capilares sanguíneos se aproximaran a la superficie para absorber la energía solar.

 Placa o escudo óseo de cocodrilo, con su morfología característica. 
Escala 10cm.

En cierto modo fue un cocodrilo muy parecido a los que actualmente viven en el Nilo y es de suponer que su forma de vida fuera semejante a la de estos, un depredador oportunista, carroñero y omnívoro, altamente peligroso.


4 comentarios:

  1. Hola Carolina,
    Primero, darte la enhorabuena por la puesta en valor del patrimonio paleontológico soriano que haces a través de tu blog.
    Sigue así.
    Por otra parte, la imagen con dientes de material de goniopholidos que adjuntas en este post parece que se corresponden con dientes del yacimiento de Cherves Richemont (región de Charente - Francia). Sería genial que pusieras una foto del material de cocos que tenéis en Soria y ya, por pedir, de terópodos u ornitópodos sorianos.
    Lo dicho, felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Carolina por esta difusión. Una pregunta tengo el clima soriano en aquella época era tropical pero s¡a qué alltitud sobre el nivel del mar se econttraba? Imagino que algo menos pero lo desconozco. gracias +
    Jorge Castiliscar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, el clima era tropical porque entre otras cosas, Soria se encontraba entonces a nivel del actual Trópico de Cancer.(ten en cuenta la deriva continental y el cambio de posicion de Iberia, que de estar pegada a la Península del Labrador y a la Bretaña francesa, pasó a su posición actual). Soria se encontraba a nivel del mar de Thetys, más o menos como el Mediterráneo y todos sus ríos corrián hacia el este.
      Gracias por tu interés, ojalá todos lo tuvieran.
      Carolina

      Eliminar
  3. Wow! this is Amazing! Do you know your hidden name meaning ? Click here to find your hidden name meaning

    ResponderEliminar